To bajo control

Es acojonante el sentimiento de.. de poder sobre la propia vida. El notar que lo tienes todo, absolutamente todo, bajo control. Que las cosas que para tí son importantes están yendo de maravilla y que sí, que podrías pedir mil cosas más, pero ahora mismo lo verdaderamente relevante está saliendo de putísima madre y, simplemente, no necesitas otras cosas. Yo que sé. Recuerdo cuando las cosas solían ir mal y mi sentimiento de... de tristeza o.. o de frustración me paralizaba, me sentía como una completa idiota en frente de un montonazo de problemas que no sabía resolver. ¡¡No tenía ni idea de qué hacer ni de por dónde empezar!! Y ahora veo como los problemas grandes no eran tan grandes y los pequeñitos se esfuman con una patada. Que las cosas buenas pasan si tú quieres que pasen y que si te empeñas en conseguir algo que realmente quieres y que realmente está a tu alcance puedes conseguirlo siempre que te tomes el camino desde un punto positivo, y no desde el otro lado donde se anulan las metas, los plantes, los deseos y hasta la autoestima. Es increible levantarse, mirarse al espejo y no tener el dilema de... de no saber quién es la que hay en frente. Hoy sé quién soy y qué quiero y hacia donde voy. El camino ya lo iré pintando, lo bueno, lo bonito de este dia es que me reencontré conmigo y fue maravilloso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?