Decimos que superamos las cosas, cuando ya no nos afectan; cuando no están presentes los detalles; cuando recordamos más con nostalgia los tiempos vividos, que con rencor o tristeza por lo ocurrido. Igual que las personas que decidimos sacar de nuestras vidas.


Las superamos no cuando cumplimos equis cantidad de tiempo sin verlas; sino el día que, estando en un mismo espacio, ya no hacen diferencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?