Apagado o fuera de cobertura. Sin batería, como quieras llamarlo. Así tengo yo el corazón. Y ahora, me recuerdas a mi cuando mi corazón aún funcionaba. Sí, porque yo también lo he sentido. Eso de estar enfadada, ¿no?. Nada está claro. Nada es claro. Tú no lo tienes claro. Todo es un lío. Entonces es cuando te enfadas, la situación, el momento, la hora, el minuto, incluso el segundo... todo, todo te saca de quicio. (Incluido Él, por supuesto). Y te enfadas y al enfadarte te enfadas todavía más por estar enfadada. Y todo sigue siendo un lío. No lo niegues, porque yo también me he sentido así.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?