domingo, 13 de marzo de 2011

Quisiera inmortalizar cada segundo contigo, inmortalizar esas miradas que son la razón por la que sigo en pie. Guardar cada mensaje, cada palabra bonita, cada frase de aliento en los momentos malos. Sólo tú haces que sonría como una tonta por cosas que a los demás les pueden parecer banalidades, pero no me importa, me importas tú y saber que te quiero. Que te necesito y que con solo tenerte me importa poco o nada todo lo demás. Porque si me quedas tú ya tengo fuerzas para seguir.

No hay comentarios: