Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio.

Estoy segura de que cuando Blas Pascal dijo aquello de que "El corazon tiene razones, que la razon desconoce" tenía a su lado a la persona más importante para él. Una persona llega a rozar la perfeccion a medida que lo vamos queriendo. Para mí una persona totalmente hecha a medida es aquella que puede llegar a sacar lo mejor y lo peor de ti a la vez, aquella que te da la misma dosis de risas que de lágrimas, incluyendo lágrimas de alegría

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?