miércoles, 13 de enero de 2010

Porque las pequeñas casualidades, son las que hacen que un día lluvioso se convierta en el principio de algo que ni imaginabas ni esperabas. (:

No hay comentarios: