miércoles, 27 de enero de 2010

Ella no mira, te ve sin mirar. Ella no opina, siempre tiene razón. Ella no calla, te escupe las palabras desnudando el corazón. Ella no miente, solo inventa. Ella no sufre, solo traga. Ella no muerde, solo sangra. Ella ya no muere, solo vive. Ella no cansa, regala ilusión. Ella no camina, solo quiere correr. Ella no te contesta, sonríe. Ella no oye, escucha. Ella entiende, sin preguntar. Ella no reserva, lo esconde. Ella no busca, la encuentran. Ella se va, pero después vuelve. Ella no folla, hace el amor. Ella no usa etiquetas, aun y así la etiquetan. Ella no llora, se descompone. Ella no duerme, sueña. Ella no canta, compone. Ella no baila, rasca el suelo. Ella no habla, escribe. Ella no olvida, captura instantes preciosos. Ella existe, igual que el gnomo. Ella no es que esté quieta, solo te espera. Pero hoy está cansada, y no habrá hueco para ti en su cama.

No hay comentarios: