Esta eres tú, este es tu nivel de odio: Demasiado alto para alguien de tu tamaño. Eras una niña risueña, de esas que tienen fe hasta cuando nadie la tiene, de esas que se pasan el día riendo y queriendo hacer reir a otros... Eras una niña feliz con poca cosa y descontenta con menos aún, la ignorancia del mundo era tu mejor arma, pero te la arrebataron... Te obligaron de malas maneras a ver cómo es la gente de verdad. Te diste cuenta de que ningún amigo o pocos son reales... Que la mayoría son caretas de papel cartón. Recibiste un duro jarronazo del amor y de la vida, luchaste y no te sirvió más que para nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?