Fachadas, cuando no se dan cuenta de que detrás de esa sonrisa brillante hay un mundo de temores, y te pones a recordar el pasado y aun te pones peor. De ver como eras y de ver como eres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz