jueves, 25 de octubre de 2012

Me cansan tus idas y venidas, tus confusiones y cosas no resueltas. Me cansa que me mires como si realmente estuvieses viendo algo para que luego sea invisible como los demás y por eso no merezca tu trato especial. Me cansan mis ganas de verte, mi ímpetu, mi fuerza… porque cuando tengo que luchar por algo lucho, cuando tengo que hacer cosas impensables las hago si mi corazón me las dice pero luego decepciona que después de todo no sirva para nada. Al menos puedo estar tranquila de que no soy una cobarde y de que intento antes de rendirme. Estoy “hasta los huevos” de los cobardes. Repito…”estoy hasta los huevos”…. de los cobardes. Y ahora me voy, a sacar a mi perro, a currar, a cervecear a la salida con los amigos y a vivir. Tengo muchos años ya y muchas cosas vividas para ser faldera de nadie. Chin – Pún. :D

No hay comentarios: