Con la verdad revuelta por toda la casa. Y con todas mis fuerzas esparcidas por las ventanas. Hoy me levanto con muy pocas ganas de hacer nada. Y estoy cansada de dar vueltas y dar vueltas para nada. Cansada de mis decisiones, que no acaban en nada. Si lo único que me interesa es verte sonreír. Si lo único que me interesa es verte sonreír.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?