Esperar nunca se me dio bien esperar, como muchas otras cosas que no me agradan, como las voces muy chillonas o como hacer cola en el supermercado, no saber hablar en publico, las pruebas demasiado dificiles, que me pillen por sorpresa y no saber que decir, el tener que reirme cuando lo que quiero es llorar, el dolor de muelas,las despedidas................

Es momento de crecer pero no de altura, sino de seguir avanzando.. de finales... y NO quiero ni me agrada nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?