Hoy me he dado cuenta de que esperamos demasiado, como si las cosas fueran a suceder por si solas , y solemos quedarnos a esperar a que las oportunidades toquen en nuestra puerta en lugar de salir a buscarlas, deseamos que llegen tiempos mejores sin hacer nada por que pase. Como por ejemplo esperamos llamadas en vez de hacerlas, soñamos con que el amor llege a nosotros sin tomarnos el tiempo de buscarlo.
Esperamos mucho y damos menos aun...

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?