lunes, 1 de marzo de 2010

Porque cuando me siento mierda te pido que me digas cosas bonitas y tú me dices que nunca nadie en el mundo va a estar a mi altura.

No hay comentarios: