Injusticias

Cuando nacemos, nos exponemos a todo tipo de sabores, de colores, de sensaciones, de formas, de contrastes.
La vida es un continuo contraste, un continuo subir y bajar, un continuo ganar y perder, un continuo caerse y levantarse.
Hay colores y formas que quisiéramos no conocer, no ver. Y otras que simplemente nos negamos a ver, a conocer.
Porque existen los contrastes. Porque tenemos SUERTE de vivir donde vivimos. Y porque se lleva eso de “corazón que no ve corazón que no siente”.


No parece que vivamos en el mismo mundo…
En la era del Fotolog, del Messenger, del teléfono móvil, del forfait, de las telecomunicaciones, de la videollamada, de Carhartt, de las elecciones, de las fiestas … Y que haya niños que van desnuditos y que no tienen nada que comer…



.....

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?