¿por qué haremos daño las personas?
cuando las heridas por centímetro cuadrado superan los centímetros de piel, a veces nos volvemos un poco herida y queremos hacer daño, o todo lo contrario, no dejar que
nadie nos vuelva a tocar nunca, o someter a examen las carícias. a mí no me ha pasado nada de eso. me gustaría pensar que soy de esas personas a las que les cuesta confíar en las personas, pero sería demasiado bueno para ser verdad. después de todas las putadas sigo igual. basta con que me digas las palabras mágicas para que me tengas para siempre, bueno, para siempre hasta que te canses de mí. y no tiene nada que ver con que se me comprenda o entienda por completo y termine aburriendo, nada, es todavía peor. es que echo el amor por la ventana, lo echo todo a perder, destruyo las murallas y toda esa mierda que me cuesta tanto construir, creyendo que esta vez es de verdad y nunca es de verdad.
eso.
eso.
eso.
he encontrado la forma de explicarlo. sigo esperando que alguna vez sea de verdad, y los demás hace tiempo que descubrieron que n
unca es de verdad y comenzaron a astillarse las arterias. ¿cuándo me daré cuenta yo? joder.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?