Quiero contarte un secreto. No soy quien tú crees, aunque mi disfraz es tan fino que me sorprende que no hayas visto a través de él. Soy la chica de tus sueños , disfrazada de tu mejor amiga. A veces intento romper esa fachada como en la fiesta de primavera, pero no debo porque te asustarás y volverás a huir. He decidido que es mejor vivir engañando que descubrir mis sentimientos. Es más fácil si estás inconsciente. Mi padre decía que hay dos clases de chicas, las que gustan a primera vista y las que tardan más. Espero ser de las segundas. Quizás no sea la que te guste hoy, pero voy a dejarte por ahora, con la esperanza de que vuelvas a mi. Merece la pena esperarte...

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?