lunes, 30 de noviembre de 2009

Lo echo esta hecho

En la vida solo hay una cosa segura, aparte de la muerte y las dificultades, no importa lo mucho que lo intentes, no importa lo bueno que sean tus intenciones: vas a cometer errores, vas a hacer daño a la gente, van a hacerte daño y si quieres recuperarte...
Sólo hay una cosa que puedes decir: cuando alguien hace que nos equivoquemos, queremos tener razón.
Sin el perdón nunca se ajustan las cuentas, las viejas heridas nunca se curan.
Nunca sabes cuando va a ser el día más importante de tu vida, los días que crees que serán importantes..nunca son como los imaginas en tu cabeza; los días normales que empiezan igual que otro cualquiera...son al final los más importantes y es que a veces lo que esperas es peor si lo comparas con lo inesperado. La razón por la que nos aferramos a nuestras esperanzas es que lo que esperamos es lo que nos mantiene vivos, en pié, esperando, esperar es sólo el comienzo, lo inesperado es lo que cambia nuestras vidas.
Perdonar y olvidar, es lo que dicen. Es un buen consejo pero no es muy práctico. Cuando alguien nos hiere deseamos herirle, cuando alguien nos trata mal queremos tener razón... Y yo cada dia que pasa me doy más cuenta que todo lo pasado contigo fue un error y ahora lo máximo que puedes esperar es que algún día tengas la suerte de que te olvide...

No hay comentarios: