jueves, 5 de noviembre de 2009

No me preguntes porqué....

Suma y sigue. No me dejes, no sola. Abrázame 1999veces. En la cama los libros se amontonan, las palabras se pudren y los autores se van muriendo.
Simulacro de evasión!
Cómo cuándo tocas la punta de una cerilla que esta negra. Cuándo los ojos te pesan.
A veces aún te sueño de noches. Será por el ruido, será por...
A veces aún voy por la calle y te busco entre la multitud. Quizá sea el calor, quizá sea el olor.
A veces aún te deseo. La verdad es que aún te recuerdo. Hasta a veces aún te quiero.
Te doy mi corazón abierto, cómo una cajita.
Dejame decirte que a veces te espero en nuestra vía, dónde te encontre, por si apareces.
He marcado cruzes por todo el país, por si vuelves.
Quizá sea porque a veces lo veo todo rojo.

No hay comentarios: