domingo, 27 de febrero de 2011

Deberián existir contratos para todo donde las cosas básicas quedaran registradas. Donde no sólo se hace lo que uno quiera, sino que también hay que tener en cuenta (aunque sea mínimamente) a los demás. Y si joder, si; los detalles cuentan. Parece mentira...

No hay comentarios: