sábado, 19 de febrero de 2011

Y joder, no nos olvidemos nunca de Vivir favor. De sentir, de llorar, de sonreír y de dejarnos llevar ... aunque no sepamos muy bien porqué ni hasta dónde queremos ser nosotros mismos. No es bonito que alguien deje huella? No es brutal que un día puedas amar y el otro quizás hayas olvidado? Somos humanos, curiosos y totalmente imprevisibles. Somos círculos, bucles y espirales de las que t'evoquen al infinito. Todo vuelve, aunque sea tarde ... y por otro lado nunca es tarde para volver, porque necesitamos cerrar ciclos para ser capaces de empezar de nuevo. No queramos saberlo todo, ni assatgem a la incertidumbre; al final, tan sólo se trata de caminar adelante y agarrarnos a las oportunidades. Hoy, para huir ... mañana, quizá para volver.

No hay comentarios: