sábado, 19 de febrero de 2011

Porque al final, lo correcto acaba siendo
todo aquello que pueda hacernos un poco más felices.

No hay comentarios: