Nunca dejas de echar de menos, simplemente te acostumbras a vivir sin esa persona.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?