miércoles, 16 de febrero de 2011


Nunca dejas de echar de menos, simplemente te acostumbras a vivir sin esa persona.

No hay comentarios: