''Si me pidieran que es lo que más añoro de ti, seguramente diría aquella sensación constante de tenerte cerca ... Oír el ruido metálico de tu piercing moviéndose arriba y abajo, ese hilo de voz cuando cantas mientras conduces o volver de pronto y engancharte como una niña de cinco años. Echo de menos tus manos grandes, recibir un mensaje justo en el momento en el que yo te iba a escribir o que sonrías de esa forma porque te estás poniendo nervioso y no sabes disimular. Puede que también añoro el optimismo, la fuerza, los momentos tontos e incluso aquellos días contados en los que dejabas conocer un pequeño parte de vulnerabilidad; como me gustaba abrazarte cuando parecía que el mundo estuviera a punto de explotar. ''

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?