Dicen que las normas, las puso alguien que tan solo quería que se rompieran. Será verdad, ¿no? Quizás necesitemos pautas, topes o fronteras para saber hasta donde podemos avanzar, y así permitirnos el lujo de ir un poco más allá del límite.

Dime, ¿Te vienes Conmigo?

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?