Y tal vez sea que necesito poner más piezas para ver qué narices estoy haciendo últimamente con la vida, con mi vida, con nuestra vida. Todo esto no deja de ser una sucesión de relaciones esporádicas, sin sentido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?