Está claro, sólo tenemos una vida y hay que disfrutarla al máximo.
Entonces me pregunto, ¿por qué tenemos esa manía de hacer las cosas más complicadas de lo que son?

Odio, que ciertas personas tengan la capacidad de romper mis planes, de chafar mis expectativas, de borrar mi sonrisa.
Lo que más odio, es que por lo general esas personas me importan una mierda, y sin embargo, están cumpliendo un papel extremadamente importante en mi vida.
Pero, al fin y al cabo, lo que aquí importa, y con aquí me refiero a la vida, son las personas. Las personas que te llaman cuando perciben que estás mal, las personas que cogen un coche corriendo para abrazarte y las personas que se sienten orgullosas de ti, a pesar de que tú no des una sola razón para ello. Y yo puedo contar con dos manos (ojo, es mucho eh?) la gente así que está en mi vida.
Así que, no me voy a poner dramática, ni a ver todo borroso. Lo más importante lo tengo, fin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?