Voy a desahogarme, por que no estoy teniendo un buen día, tal vez cuando termine de escribir todo
esto, me sienta mejor, o tal vez no. Ya lo descubriré. Lo más posible es que no me sienta mejor, pero almenos habré
malgastado,para variar, tiempo, eso que a veces no se deja ni siquiera ver o se esfuma rápido y que otras veces se te
incrusta en cada poro de tu piel, y lo peor de todo es que pesa y joder no te deja andar, por no dejar no te
deja ni respirar.

No sé si quiero seguir sumando tiempo a mi vida, no sé si merece la pena cada segundo de ésta.
No puedo coser más miedos a mi sonrisa, no me queda espacio ni ganas, uno más y se romperan todos y con ellos
cada una de mis sonrisas.
No quiero más restos de nada en piel, ni despertarme un día sí y otro también llena de preguntas que sé
que jamás tendran respuesta.
Tengo muchas formas de hacer las cosas, siempre hay muchas formas, pero hay personas que nunca seremos capaces de
elegir la correcta.
Hoy no sé que quiero, ni por que siento que cada centímetro de mi se esta rompiendo, que mi cuerpo no puede
aguantar más horas mirando las sombras que se proyectan en mi pared, la pared que esta llena de recuerdos,
tan bonitos que hasta me duelen, por que hay veces que ni puedo aguantar los pequeños detalles que me iluminan mis
horas, hay veces que creo que me muero, que no puedo aguantar tanta belleza.
Una vez me dijeron que todos tenemos un momento en la vida, pero ¿cuándo sabes que ya ha pasado ese momento?,
¿cuánto dura ese momento?, ¿y si ya ha pasado?. Siempre que me dicen algo, saco cientos de preguntas, las almaceno
luego las escribo y me da por llorar, por que se que mañana habrá más, y más y más. Y nunca sabré las respuestas.
Todo lo que realmente quiero es imposible, si fuera improbable... me daría igual, por que algo improbable no es algo
malo. Algo imposible no tiéne por que serlo tampoco, todo depende de la persona. Y de lo que cada uno entienda
por imposible.
Estoy harta de desconfiar, de contar los colores del arcoiris siempre que veo uno, por si acaso, y de no poder
sobrevivir a mi misma.
Cada día que pasa estoy más lejos del mundo. Y cada paso que doy, es sólo uno más que me llevará a ese sitio
al que jamás llegaré.


Me gusta hablar en plural, aunque no siempre es posible.
Pero lo que más me gusta es el sol de invierno, eso si que realmente me fascina

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?