Definitivamente: Soy una paranoica.
De nada me vale que me digan cosas del tipo "es demasiado enrevesado". No. Mi pequeña cabeza le da milnovecientasochentaycuatro vueltas a cada detalle, cada palabra, cada gesto. Y en este caso el dicho de "piensa mal y acertarás" podía haberse ahorrado el existir. Lo peor es que, en realidad, lo único que consigo es hacerme daño a mi misma. Ahora deberían de sonar varios "te lo dije", pero en cambio cierta personita sigue robándome sonrisas. Chickenlittle.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?