viernes, 2 de abril de 2010

Vagos recuerdos...

Aunque parezca mentira dentro de mis virtudes no se encuentran ni olvidar ni perdonar.
Lo peor de todo es, que un recuerdo pase a formar parte de tu día a día, de una forma visible, y en ocasiones invisible. A veces más presente, otras menos. Pero siempre está ahi. A veces no molesta, incluso es agradable recordar ciertas cosas, leer en tu memoria conversaciones que guardas para siempre. Otras, simplemente te matan poco a poco, gradualmente, y luego de golpe, un día de lluvia cualquiera, de esos que te hacen tan feliz, se te antoja triste, o entre la multitud echas de menos a alguien, echas de menos compartir un casco y compartir pensamientos que nunca más seran tan reales.

Me da tanto miedo pensar que nada es para siempre... que yo, dentro de unos años solo seré un vago recuerdo de cientos de personas... y lo que es peor aún, que a día de hoy, en algunas personas, he dejado de ser un vago a recuerdo, para ser simplemente un borrón que poco a poco terminará por desaparecer.

Ójala supiera olvidar como el resto de los mortales,
y perdonarme todos los recuerdos que llevo incrustados en cada poro de mi piel.

No hay comentarios: