Te amo. Sencillamente. Y amo cada día que paso contigo. Y amo el frío contigo tumbados en el sofa con la manta. Los espagetti. Los besos. Las risas. Las sonrisas. Los morros que me pones. Las conversaciones filosóficas. Tus celos. Mis estupideces. Más besos. Y más sonrisas. Tus ojitos. . .


Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?