viernes, 26 de septiembre de 2008

El amor cuando no muere mata


desde el principio de nuestros tiempos el abismo entre tu y yo era tan inmenso, poco a poco el destino, la mala suerte y alguna que otra mariposa estomacal traicionera hicieron el resto . Hace ya tiempo que soy consciente de que venimos y vivimos en mundos distintos, y es más, también sé que todo se lió tanto que no hay vueltas atrás; nuestros caminos se separaron vertiginosamente, tanto que el mirar a tras me produce desconcierto, por tantas palabras echadas a volar, por tantas ganas estancadas entre mis manos, por tantos besos ansiados de tus labios, por tantas falsas caricias y mentirosos te quieros..
mi mundo es mío, no es cuestión de egoísmo si no de querer sonreír sin ti.












libélulas que no pueden volar*

. porque el amor cuando no muere mata

No hay comentarios: