Esta tarde si no pensara en mbienestar me enroscaria en el edredon a escuchar a Jorge drexler y cuando ya estuviera bien rejodida me pondria planetas para rematar.

pero me obligo a salir a oir risas a intentar pintar manikies desagrandos, y a buscar cuanto antes el camino de escape de esta mierda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?