y de repente despues de mucho llorar, me sente alli, donde antes
estaban tus botes y fume todo lo q mi cuerpo podia y oi como suena el
silencio y force mi cabeza esperando un recuerdo del sonido de tu risa
y queria por todos los medios que tus ojos me siguieran mirando como lo
hacian y que quizas alguna de las muchas veces que te lo digo te lo
creyeras, que te quiero y mucho. pero que me estas alejando a empujones
y por una extraña razon pienso que los mismos empujones me los darias
en forma de abrazo si decidieras dejar de engañarte pensando que
keriendo ser de hielo vas a conseguir dejar de sentir.



ahi estaban nuestros peces. por la superficie. buscando las ultimas eskinas de aire.

Comentarios

Entradas populares de este blog

En vez de enemigos, haya paz

¿Y si..?